Implantes Faciales
 
Los implantes faciales se usan para mejorar el contorno de la cara y sus proporciones, dando balance y corrigiendo anormalidades de origen oseo y cartilaginoso en el marco facial estructural. Estos implantes pueden alinear el contorno de la mandíbula, adelantar un mentón, dar volumen a los pómulos, rellenar depresiones, etc. 
 
Al plantear cada tratamiento nos aseguramos de entender bien sus expectativas. Puede ser de utilidad el estudio fotográfico facial y  aproximaciones por computadora para conocer mejor las necesidades del paciente.
 
Los implantes faciales se elaboran en distintos materiales biocompatibles dependiendo su uso y la elección del cirujano, los más comúnes son el Silastic®, el Porex® ó Medpor® y el ePTFE. Existen en varios tipos y tamaños, inclúso son modelables y adaptables a los contornos del paciente. Los mas comunes son los siguientes:
 
  1. Mentón: Barbilla
  2. Malar: Pómulos
  3. Mandibular: Quijada
  4. Periorbitarios: Prominencia del ojo
  5. Nasales y paranasales: Nariz
  6. Frontales y glabelares: Frente
  7. Auriculares: Oidos
  8. Otos: Modelables
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Este tipo de intervenciones se realizan en hospital, generalmente como paciente ambulatorio. En algunos casos, la cirugía de implantes faciales puede requerir solo anestesia local o combinada con sedación. Cuando este procedimiento se hace junto con alguno otro  sugerimos anestesia general.
  
La incisión necesaria para colocarlos es de acuerdo al procedimiento y al paciente. Cuando se realiza con otros procedimientos, como rinoseptoplastía, rejuvenecimiento facial,  frontoplastía, cirugía de parpados, etc., los implantes pueden ser insertados através de las incisiones hechas para esos propósitos. 
 
Se disecta un espacio entre el craneo y el resto de los tejidos faciales, y se fijan al mismo con distintos materiales, comunmente se usa la via intraoral, pero tambien podria usarse una via externa.
 
La mayoría de los pacientes, al día siguiente de la cirugía están aptos para volver a realizar actividades que no requieran esfuerzo físico y una semana después podrán normalizar sus actividades. La mayor parte de la inflamación y de los hematomas en la piel, desaparecen durante las dos primeras semanas.
 
Es posible que no pueda apreciar su apariencia final en algunas semanas, esto es debido a que el cuerpo necesita algún tiempo para eliminar completamente la inflamación. Se recomienda paciencia para evaluar su aspecto definitivo. En poco tiempo la mayoría de la gente no reconocerá que lleva algún implante facial y comentarán positivamente su nueva apariencia.

VISITA NUESTRA GALERIA DE PACIENTES QUIRURGICOS

​¿Desea saber  más sobre Cirugía Facial?

​¿Cómo prepararse para su Cirugía Facial?

​Catálogo de Servicios

Copyright ® 2020 - 2022 Dr. Hugo Alejandro Martinez Arce

Todos los Derechos Reservados

4521454508

CITAS WHATSAPP

Go to link